GESTO 134. No sigas la linea recta

Hemos vivido acomodados en un caparazón de hojalata que simulaba ser de acero, invencible, irrompible, infranqueable,… Hay seguridades que parecen serlo pero son tan frágiles como quien decide protegerse con ellas.

Siempre nos han educado con determinados principios inamovibles que “te aseguran la felicidad”. Pero la vida no es inamovible, es absolutamente maleable, flexible, muchas veces irracional e incomprensible, sorprendente… Siempre hay lineas rectas, pero de esta forma es muy fácil salirse y en ese momento sabes que te saliste. Este mundo sería mejor sin tantas lineas rectas torcidas por la vida. No sigas la linea recta, empieza fuera de ella, crea tu propio trazo.

En plena crisis son muchas las líneas que se han salido, que se partieron de golpe casi sobre la cima, sin más trazos que el que seguían, firmes, con la seguridad de un horizonte. Y , ¿ahora qué? Empieza de cero construye tu propia línea.

Anuncios

Acerca de pgmenchen

Responsable Comunicación Fundación Adecco
Esta entrada fue publicada en 365 Gestos, Actitudes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s